| PRESENTACION | | ACTUALIDAD | | VIDEOSIGNOS | | AGRADECIMIENTO | | CONTACTO | facebook youtube web
 
     
     
         
 

Llegada a Bangkok
1 Capítulo
Duración: 32 minutos
 

...¡Y comienza la aventura asiática!

Primera parada: Bangkok.

El Sordo Fisgón comienza mostrándoos unas pequeñas pinceladas de las maravillas que vais a poder disfrutar a partir de ahora en esta espectacular serie sobre el llamado «país libre», Tailandia. Empezamos descubriendo una gran variedad de colores brillantes en una ciudad de gris asfalto, contaminación, tráfico y rascacielos. El caos y el bullicio de sus gentes, la tradición tailandesa y Khao San Road con su ambiente más mochilero. Puestos callejeros de comida típica, entre los que se encuentran los famosos insectos fritos. Y por supuesto, emblemas representativos de la ciudad, como el Monumento a la Democracia.

Bangkok no descansa por la noche. Casi, casi podréis percibir el olor de esta gran ciudad.

¡Ah! Y si buscáis un espacio para el relax y el esparcimiento, también podréis encontrarlo aquí, en sus parques y tras un profundo masaje tailandés.

¿Estáis preparados?

Tailandia en vuestras manos.

         
 

Wat Pho, Wat Arun y Wat Traimit
2 Capítulo
Duración: 34 minutos
 

Había una vez un lugar en el que el reflejo del sol te acompañaba hasta en sus rincones más oscuros, pues el oro y sus brillantes detalles recogían sus rayos para alcanzar el corazón espiritual de sus visitantes.

Bangkok presume de albergar cientos de templos, y mantener su ímpetu místico.

En esta ocasión, el Sordo Fisgón, os acompañará al interior de estos templos y os mostrará la belleza de su cara exterior.

No os perdáis detalles de los templos Wat Pho, con su majestuoso Buda de oro reclinado; Wat Arun, con su altísima torre central y su meticulosa elaboración artesanal decorativa de porcelana china, y símbolos que nos acercan a la tradición hindú; y Wat Traimit, con su opulento buda de oro macizo.

¡Alimento para los sentidos!

         
 

Wat Saket y Santuario Erawan
(Tailandia 3)
Duración: 19 minutos
 

Seguimos descubriendo los lugares más especiales de Bangkok.

En este vídeo, el Sordo Fisgón sube a la Montaña de Oro o Wat Saket, para admirar sus reliquias y la ciudad desde una perspectiva diferente a través de sus miradores.

Rascacielos y barrios humildes, oro y asfalto, orden y caos.... Pero sobre todo mucho color y alegría.

Además conoceréis a personas sordas que comparten su experiencia de vida en este país.

¡Disfrutad de esta ciudad con la misma intensidad del viajero curioso en busca de nuevas aventuras!

       
 

Mercado Flotante
(Tailandia 4)
Duración: 22 minutos
 

Si queréis sentiros únicos y especiales realizando una tarea tan corriente como es hacer la compra, en este nuevo reportaje, el Sordo Fisgón os ofrece esta mágica posibilidad invitándoos a conocer los mercados flotantes en los alrededores de Bangkok.

Recorriendo las venas de Tailandia, nos encontramos con estampas que nos trasladan a su esencia original. Los canales, como carreteras fluviales, y canoas que siguen el ritmo intermitente del país, en momentos abarrotado y en momentos solitario, lo que favorece la actividad contemplativa.

Conocemos una de las costumbres más tradicionales y enraizadas, como es comprar navegando a través de ellos. Encontramos productos de la tierra, productos del mar, seda, y artesanía típica para adaptarse a la mirada de los turistas embaucados por la belleza de este panorama tropical.

Una peculiar estampa en la que puestos, canoas y pequeños soportales aparecen en sus orillas repletos de colores, olores y sabores sobre el agua y con el bosque tropical de fondo.

Espectacular documento gráfico, de belleza inigualable.

       
 

Maeklong
(Tailandia 5)
Duración: 21 minutos
 

Bangkok reúne multitud de lugares singulares, e insólitas costumbres imposibles de borrar de la memoria de sus visitantes.

El Sordo Fisgón os vuelve a dar muestra de ello, dando la oportunidad de ver desde dentro el famoso mercado de Maeklong, el cual es cruzado (literalmente) por el tren varias veces al día, pues se encuentra ubicado encima de sus vías.

Este cotidiano espectáculo se repite diariamente, y como una coreografía bien ejecutada, los toldos se pliegan y se despliegan al paso del convoy sin consecuencia alguna.

¡Abrid bien los ojos para no perder detalle de esta asombrosa experiencia!